fbpx

Una Argentina en Nueva Zelanda

Vivir y trabajar en Nueva Zelanda siendo argentino.

Pensamos en salir del país y correr detrás de nuestro sueño, pero tenemos dudas, preguntas y trabas que nos hacen ver todo más complicado.

Queremos trazar nuestra propia historia. Sabemos que muchas veces, leer, oír a quien “ya lo hizo”, nos puede resultar muy alentador. Nos permite ver, que estamos realmente en el camino cierto, que no debemos tener miedo y que ¡Sí vale la pena!

Los sueños dejan de serlo, al hacerlos realidad. Y para ello, nada como el comienzo. Aquí les compartimos la entrevista, realizada a una joven argentina que ya lleva un año viviendo y trabajando en Nueva Zelanda.

Te presentamos la historia de Sofía

Sofía tiene 31 años, nació en Buenos Aires y es residente de Queenstown, Nueva Zelanda. Ella nos cuenta cómo es vivir y trabajar en Nueva Zelanda siendo argentino. Creemos que su historia, puede sumar a la tuya. Generar empatía con los otros, nos puede clarificar nuestra propia ruta.

1. ¿Cómo fue tu preparación previa al viaje?
Investigué bastante y busqué todo la información necesaria en relación a los requisitos para la visa. Para juntar más dinero, decidí vender todas mis cosas y deshacerme de aquello que sabía que no iba a necesitar. Todo me llevó un total de 3 ó 4 meses.

2. ¿Cómo te recibió el país y cómo fue tu adaptación?
Me recibieron genial, no tengo nada de qué quejarme. Desde el comienzo, se mostraron charlatanes y curiosos sobre Argentina, y entre sonrisas y cordialidad, me hicieron sentir en casa. Los Kiwis (como se les llama acá) son educados y amables.

3. ¿Qué estás haciendo hoy día en Nueva Zelanda?
Hoy trabajo en un restaurante, en el área de bar y como mesera. Pero ahora, con tres meses de trabajo me nombraron “head trainer”. Obviamente empezás de abajo pero si trabajás, crecés.

4. ¿Qué es lo que más te gusta del país?
Nueva Zelanda, es hermoso. Todo! Por donde se le mire… Paisajes que cortan la respiración. Donde quiera que uno mire, es hermoso. Además de su belleza, me impactó mucho la seguridad. Es muy tranquilo, no existen los robos y esto, hoy en día, hace toda la diferencia en la calidad de vida. Las cortas distancias permiten ir de las montañas a la playa en cuestión de minutos u horas. A donde vayas todo está limpio. Sin duda, acá uno se siente en el primer mundo. Es el primer mundo.

5. ¿Cuál fue tu experiencia a la hora de buscar trabajo?
Me resultó fácil. No fue difícil conseguir trabajo. Trabajo hay en todos lados y está bien pago, te alcanza para todo, y en la mayoría de los lugares te dan la comida. Si uno viene con ganas de trabajar, acá encuentra. Y en general, son bien pagos. Depende de lo que cada uno busca, pero trabajo no falta. De hecho a mí me ofrecieron el “sponsor” para aplicar a la visa de residente.

6. ¿Tu vida en NZ está cumpliendo tus expectativas?
La verdad, me vine sin expectativas. Yo estaba feliz con mi vida allá, tenía todo lo que quería. Pero aun así, sentía que algo me faltaba. Hoy estoy donde quiero estar: feliz y conforme. Me siento satisfecha.

7. ¿Qué mensaje le darías a quien está pensando en vivir y trabajar en otro país?
No lo pienses tanto, hacélo!
Si tenés la idea y no querés quedarte con la duda, hacelo! Es una experiencia riquísima que nunca te vas a olvidar y nada ni nadie va a sacar de tu memoria. A veces da miedo, pero vale pena. Vas a conocer gente increíble y salir de tu zona de confort. Vas a ver que tenés más fuerza de la que creías y te vas a conocer mejor a vos mismo. Nunca estás solo si no querés estarlo! Hay muchos como vos en el mundo. Se siente un constante crecimiento, a través de cada experiencia.

8. ¿Cuáles son tus planes?
Quiero quedarme acá y evolucionar profesionalmente. Me gustaría continuar aprendiendo y llegar al puesto de “manager”. Mi meta es obtener la residencia permanente.

9. ¿Le aconsejarías a aquellos que quieren venir, que se preparen previamente con el inglés?
Sin dudas! Se hace muy incómodo no poder comunicarte y hacerte entender. Además, hablar el idioma local  e “internacional”, te abre muchas puertas. Si pretendes obtener cargos profesionales, el inglés vas a ser un requisito esencial. Incluso en la vida cotidiana, no hablar el idioma, te hace sentir “aparte”. El inglés neozelandés no es simple, pero si venís preparado es mucho más fácil.

Cada uno tiene su plan. Algunos viajan para iniciar y/o comenzar su estudio de grado o post grados. Viajeros que tan solo quieren riscar su pasaporte con sellos coloridos y otros tantos que se centran en su experiencia laboral.

Pero TODOS, en algún momento dijeron: ¡Me voy!

 

Te quedaron dudas sobre el examen? Envianos tu consulta acá!

Si te interesa el tema o te gustó nuestro artículo, te sugerimos leer los siguientes:

 

Aquellos candidatos que atraviesan el proceso de inmigración a Nueva Zelanda, deberán acreditar su dominio del idioma inglés obteniendo un buen puntaje en el examen IELTS, en alguno de sus 2 formatos, Academic o General Training.

Si deseás más información sobre emigrar, trabajar y estudiar en el exterior, o si necesitás preparación para el examen IELTS, escribinos a hello@mielts.com. Sabemos la importancia de manejar “el mismo idioma” y podemos ayudarte a que el inglés no sea un impedimento.

En nuestro blog, encontrarás toda la información que necesitás sobre visas, procesos para emigrar, destinos y sus costos de vida, experiencias en el exterior y mucho más…

Te esperamos!

 

Artículo escrito por: Aldana Vladimirsky

Autora del libro “Relatos de una viajera” y de su página correspondiente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.